Skip navigation

[Texto: “Ciberia, La vida en las trincheras del ciberespacio” (1994), Douglas Rushkoff]

Dado romano de piedra

Dado romano de piedra

“Ciberia, la vida en las trincheras del ciberespacio” es un viaje, como lo atestigua la frase de despedida al final del relato. Es un viaje porque propone desplazamientos, pero no del cuerpo sino de la mirada, ver otras realidades pareciera el ansia del fin del milenio. Ver otros mundos, todos en este pero ocultos, no fantásticos porque no son imposibles. La realidad virtual es un pobre espejo del mundo fisico de los objetos que pesan y colisionan entre sí, los exploradores de estados alterados no visitan mundos astrales, tan solo consumen neuronas, el trance musical embota los sentidos y produce mantras; la creacion se torna recreacion, el pastiche, el collage, la superposicion de categorias ya establecidas, copiar y pegar. Ciberia es un paisaje donde estamos a solas con nuestros sentidos suspendidos en un mar de electrodos.

En mis otras vidas he sido un mago de honor, un enano esquizofrenico, un paladín en las costas más lejanas. No conocí Ciberia en sus orígenes pero si consumí sus desperdicios, viví en sus lindes y devoraba como cualquier otro cualquier atisbo de otros mundos posibles. Vivir en las zonas periféricas de los supuestamente grandes centros de elaboración de realidades permite tener conciencia del aquí y ahora. Cuando H. trajo a nuestra realidad los libros de “Mazmorras y Dragones”, trajo consigo también la autopoiesis, y las discusiones metafisicas sobre el “Nombre de la Rosa” (“stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus”. Adso de Melk). Nuestras primeras aventuras eran un mescolanza de memes culturales, pero tras los primeros tropiezos nuestros mundos de fantasia se tornaron en realidad alternativa, verdaderas terapias de grupo. Nuestro objetivo era matar orcos, no había otra razón de vivir, pero cuando perdimos la cuenta de las cabezas cortadas reconocimos en la fantasia nuestra propia realidad y lo mágico fue descubrir que lo real no se aprehende, no se comprende, no se explica, sino que tan solo se atisba desde la mirada, y encontrar nuevas formas de mirar era un buen ideal revolucionario.

Anuncios

6 Comments

  1. Muy buena la referencia a los juegos de rol, que también aparecen de pasada en Ciberia. Durante un tiempo jugué en un universo ambientado en “El Señor de los Anillos”, con un sistema de juego similar al Dungeons&Dragons. Tienes razón en eso que dices, al principio todo se reducía a matar orcos, aumentar el poder de tu personaje y conseguir todo tipo de objetos mágicos. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que era mucho más divertido romper las dinámicas esperadas en los “mapas” y desafiar al master improvisando itinerarios estrafalarios, reacciones inesperadas, obligándole a reconducir la situación por caminos insospechados y creando algo nuevo cada vez.
    En posteriores juegos hemos ido reduciendo el aparato técnico del juego, que finalmente se ha reducido a un par de dados de seis caras y cálculos de probabildades determinados arbitrariamente por el master, además de unos mapas garabateados sobre la marcha en servilletas o hojas de libreta… Todo se ha hecho mucho más flexible y da lugar a interacciones más sorprendentes.

    Por mi corta experiencia con los videojuegos, creo que la mayoría adolecen de bastante linealidad que coarta la libertad del jugador. Al final, casi todo se reduce a “matar orcos” y pasar de pantalla… Desde clásicos como el “Monkey Island” o el “Day of Tentacles”, hasta cosas espectaculares como el “Grand Theft Auto (GTA)” o “Resident Evil” (por poner algunos a los que me he acercado). Me han hablado bien de la saga “Final Fantasy”, pero sigo pensando que nunca será mejor que los juegos de rol de creación espontánea e intersubjetiva ¿se te ocurre algún videojuego más ciberiano?

    • Me parece que ya tenemos jugadores para unas partidas al final del itinerario como celebración 🙂
      Nosotros comenzamos a jugar con lo básicoÑ lápiz y papel. Con el tiempo tratamos de sofisticarnos aunque nunca llegamos a jugar con miniaturas, alguno que otro se inventó algún lenguaje extraño y los mapas se sofisticaron, pero fuimos bastante puristas y nunca nos enganchamos a los nuevos libros de juegos con estadísticas que detallaban miembros amputados y ojos arrrancados, para eso bastaba nuestra imaginación y no necesitábamos ninguna tabla para averiguarlo, pero eso me imagino que dependía del grupo de jugadores y los hábitos adquiridos después de tantas horas jugando juntos.
      No me he podido enganchar mucho con los juegos de rol por ordenador, pero si me preguntas por uno te diría: “Second Live” (y sucedaneos). Pero a mi entender tiene un fallo, los que lo juegan no lo consideran un juego, y eso es la vida misma, y para eso ya tengo con el juego de mi vida… Los juegos son juegos porque hay unas normas y acá enlazo con “Ciberia”, no importa cuan lejos viajaran, cada uno en su modalidad: simulaciones digitales, drogas, música, etc. siempre volvían en algún momento a la “realidad”. De los juegos siempre podemos volver, de la vida me parece que no.

  2. Fantástico! Siempre que comentamos Ciberia todo el mundo se fija en psiconautas y drogas de diseño casero, pero yo siempre señalo los juegos de rol como la clave del mito ciberiano. La frase de cierre es tan real como gloriosa! Gracias por el post!

  3. Me ganaste con el dado y me mantuviste hasta el final: con esas nuevas formas de mirar que son la verdadera revolución.

    Muy buen post. Muy buen post.

    PD. Si esta viñeta no te hace sonreir, que tu próxima tirada sea un fracaso absoluto :_D
    http://xkcd.com/593/

    Un saludo,
    🙂

    • El dado fue un hallazgo casual, en realidad buscaba una buena imagen de los dados típicos y de pronto vi esa antigualla romana y claro no comprendí su significado hasta leer la tira que has enlazado 😉

  4. ¡Qué ganas me están entrando de jugar (o presenciar) una buena partida de rol, pardiez! Y si alguien conoce un videojuego como el que pide Julio que diga, que diga, que yo también busco uno de ésos… Electroplankton es de lo más parecido que he encontrado, pero es monojugador y tampoco da para mucho.

    Por cierto, encontré el otro día de casualidad una frase de Terry Pratchett que viene al pelo sobre lo que dices de «encontrar nuevas formas de mirar», allá va: «Fantasy isn’t just about wizards and silly wands. It’s about seeing the world from new directions». Me gustó tanto que tuve que meterla con calzador en mi post sobre Ciberia. 😀


4 Trackbacks/Pingbacks

  1. By Contra el Ajedrez | Torneos de Ajedrez on 12 Dic 2009 at 2:26 pm

    […] en este punto donde quería introducir los Juegos de Rol, exactamente como eso,como aprendizaje de una realidad compleja en la que somos en […]

  2. By Contra el Ajedrez | Ajedrez Castellon on 12 Dic 2009 at 3:07 pm

    […] en este punto donde quería introducir los Juegos de Rol, exactamente como eso,como aprendizaje de una realidad compleja en la que somos en […]

  3. By Falando no deserto » CONTRA EL AJEDREZ on 14 May 2010 at 9:43 pm

    […] en este punto donde quería introducir los Juegos de Rol, exactamente como eso, como aprendizaje de una realidad compleja en la que somos en […]

  4. By Contra el Ajedrez | Ajedrez Castellón on 06 Dic 2010 at 1:55 am

    […] en este punto donde quería introducir los Juegos de Rol, exactamente como eso,como aprendizaje de una realidad compleja en la que somos en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: