Skip navigation

[Texto: “Zonas Temporalmente Autónomas (ZTA)” (1985), Hakim Bey]

Ñoquis

Cena en casa, amaso ñoquis, diseño cada uno de los pequeños trocitos de harina y papa con el tenedor, me aseguro que las bebidas estén descorchadas, la carne ya esta bullendo con el tomate, tan solo falta rallar el queso, hervir los ñoquis y sentarse a la mesa. Es en la mesa donde se produce la celebración, comemos todos los días, rutinariamente para pasar a otra cosa, pero cuando lo hacemos en grupo la mesa se torna un célula guerrillera de militantes de la vida. Nos reunimos a comer en grupo para hablarnos los unos a los otros y escucharnos. Los ñoquis que se han llevado toda la tarde de preparativos se consumen a un tiempo proporcionalmente inverso – señal de que han gustado -y la Zona Temporalmente Autonoma está fundada. Durará lo que la sobremesa. Es suficiente y se volverá a repetir en muchas otras ocasiones. Se disipa en los agradecimientos de la despedida.

En la ZTA de Gabriele D’Annunzio (La República del Fiume) la fiesta acaba en desbandada, pero los que la habitaron ya no son los mismos, la fiesta interrumpe el ciclo de los días, erige a unos en mas importantes o significativos que otros, el carnaval trastoca los fundamentos del orden. No es lo que ocurre en la Républica de Saló ficcionada por Passolini, en contraposicion con el libertinaje de las ZTA se contrapone el “programa de actividades”, el viaje organizado, la letra que define cada uno de los actos a cumplir, que explica y detalla pornográficamente la diseccion de la carne y el  espíritu de las inocentes criaturas víctimas de un puñado de doctos sofistas. La República de Saló acaba en masacre. El nudismo no se prohibe en las playas de Cádiz, es autorizado en zonas limitadas, parceladas, la administración no es prohibicionista, es segmentadora, lástima que no hay zonas habilitadas para el naturismo, pero a la ley no le importa, la ley esta por encima de los banalidades de la vida terrenal.

No se trata de quemar los museos. Se trata de vivir el arte, de asimilar que no hay fondo y forma, (Gestalt). Un siglo de diseño nos ha descubierto que el arte no es más que la creatividad puesta en práctica, toda acción requiere un contexto, una intertextualidad que permite forjar una nueva visión que a su vez reconfigura el entramado sobre el cual creemos existir. La estética es solo una manera de llamar a los actos de vida, es erigir balizas que nos permitan trazar nuevas rutas sin perder la perspectiva del rumbo tomado, no definen, solo marcan hitos para la bitácora de nuestro deambular por las olas, ya sean estas saladas o binarias.

Anuncios

One Comment

  1. A mí también me parece que cuando el Sistema no deja un respiro (especialmente a través de la jornada laboral), cualquier ocasión para la reunión distendida se convierte en una pequeña ZTA donde olvidarse de jerarquías y actuaciones. Las comidas y las reuniones de amigos (especialmente si van unidas) son ejemplos ideales.

    Respecto a la actitud segmentadora de la ley y el Estado, supongo que te gustará echar un vistazo a esta entrada de Versvus. Muy recomendable.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: